LA OMNI-POLARIDAD LLEGA A STINGER

No se deje cazar por los nuevos radares, con polaridades variadas.

El tercer gran avance de nuestra nueva antena es la omnipolaridad.

Es otra característica única de Stinger y te encantará la tranquilidad que te puede brindar tener este sistema mientras conduces.


SOLUCIONADO EL PROBLEMA DE LA POLARIZACIÓN

Las ondas de radar se mueven con una determinada orientación, conocida como "polarización". Para obtener la máxima sensibilidad, un detector de radar debe tener la misma polarización que el radar de la policía. En consecuencia, en caso de que un detector tenga la polarización opuesta del radar de la policía, tendrá una sensibilidad mínima. Tradicionalmente, la mayoría de los radares de la policía en los Estados Unidos han estado polarizados verticalmente. Y dado que la mayoría de los detectores se fabrican para EE. UU, no le sorprenderá que, incluso los que se venden en otros países, también hayan sido diseñados con antenas polarizadas verticalmente.


En los últimos años, los policías de tránsito de todo el mundo, incluida América del Norte, comenzaron a usar tipos modernos de radar, como el infame RedFlex, con polarización horizontal. El resultado: más y más usuarios de detectores de radar han sido sorprendidos con la guardia baja. Con un detector que solo está polarizado verticalmente, los rangos de advertencia muy reducidos pueden dejarlo vulnerable.


Estamos orgullosos de decir que ahora hemos resuelto este problema de polarización. Y no a pequeña escala, con algo así como la doble polaridad, sino a lo grande: con omnipolaridad. Para empezar, con nuestra antena omnipolar S8-50 ya no tendrá que preocuparse si está conduciendo en un área con radares verticales convencionales o con radares horizontales modernos. La nueva antena está optimizada para ambas polaridades.


Pero la ventaja de la omni-polaridad es mucho más extensa... La detección oportuna del radar de la policía puede depender de la detección de ondas de radar que se reflejan en los objetos del área, como señales de tráfico, barandillas y tráfico circundante. Tal reflejo a menudo altera la polarización original en una que ya no es puramente vertical u horizontal, sino algo intermedio. Por lo tanto, nuestra nueva antena tampoco tiene problemas con este tipo de señales: no solo tiene una sensibilidad asombrosa a las señales verticales y horizontales, sino también a cualquier polarización de radar intermedia.

En el pasado, los fabricantes de detectores han hecho varios intentos para resolver este problema de polarización, lo que ha dado como resultado antenas voluminosas de doble polaridad, o incluso dos antenas separadas de polaridad única.

Con Stinger, tienes la tecnología más avanzada integrada en una única antena.







798 vistas0 comentarios